EL “ADN” DEL CORREDOR DE BIENES RAICES

rcarrasquillo
Creado por: rcarrasquillo
Día: 04/24/2017
Vistas: 42

El ADN es el ácido nucleico responsable de contener toda la información genética de un individuo. Esa información e irrepetible en cada ser, ya que la combinación de elementos se construye de manera única.

Si aplicamos ese postulado a los bienes raíces, podríamos concluir que el agente de bienes raíces tiene una recopilación de información sobre el corretaje que lo hacer un profesional único en la industria. Su interacción en una transacción de bienes raíces le faculta a conocer e involucrase de los diferentes elementos y eventos que se suscitan en el proceso de vender una propiedad; ya sea una reventa, proyecto nuevo, comerciales y/o resposeídas.

Así un agente de bienes raíces forma su ADN de corretaje. Este elemento podría ser una ventaja sobre otros profesionales de la industria, lo que resulta ser un valor añadido (add value). De esta manera nuestros aportes al proceso de recuperación, se distingue por ser una contribución dentro de la economía del conocimiento. Es decir, quien podría hacer recomendación asertivas y a tiempo sobre buenos negocios de bienes raíces es el corredor de bienes raíces.

Ante la contracción que vive la economía es imperativo que el ADN de los profesionales del corretaje formen parte del desarrollo de una nueva industria de bienes raíces. Para ello  resulta indispensable la integración del corredor de bienes raíces a los diferentes procesos que envuelven el tema de corretaje. Ejemplo de lo anterior seria al hacer una llamada de orientación a un dueño vendedor para obtener un listado, asesorar a un municipio sobre su política pública en la repoblación o rehabilitación de un sector de la comunidad e incorporarse a los procesos legislativos nacionales para promover leyes que protejan al consumidor, la industria y promuevan desarrollo económico.

La sofisticación en los procesos de vender bienes inmuebles, las nuevas regulaciones de financiamiento y las nuevas tendencias de mercadotecnia, obliga a que se tome en consideración la opinión del profesional del corretaje a la hora de hacer negocios de compraventas. El expertis y caudal de experiencia del corredor de bienes raíces serán una garantía de que se hace lo correcto en el  proceso de mercadear, opcional, procesar y cerrar una compraventa.

Para ello los aportes de un agente de bienes raíces experimentado, ya sea como mentor “coach” de grupo en una empresa o de manera individual asistiendo a un cliente vendedor, será algo indispensable en un mercado de bienes raíces que cada día es más complicado y retante. De igual forma resulta de rigor mantener un constantemente enriquecimiento y perfeccionar nuestro ADN de corretaje. Para ello es recomendable tomar en cuenta los siguientes elementos:

 

  1. Leer y estudiar sobre los diferentes temas y escenarios de bienes raíces, además de otros componentes del sector hipotecario.

  2. La actualización constante como corredor de bienes raíces, será clave a la hora de aprender para crecer, siendo instrumento de cambios en el campo de los bienes raíces para constructivamente apoyar esfuerzos de reavivar la industria.   

  3. Concientizarse de la importancia que existe como promotor de los negocios de corretaje en favor del consumidor.

  4. Ser solidario con el país y nuestros clientes aportando lo mejor de sí a la hora de ser consultado.

  5. Ser innovador y creativo en el desempeño de su funciones como profesional de los bienes raíces. 

Al asimilar estas recomendaciones, junto a otras, ayuda al corredor de bienes raíces a crear su marca. Una vez creada la misma, simultáneamente se estaría fortalecido el ADN del corredor de bienes raíces.  En ese proceso, el cual es único en el crecimiento profesional, será la garantía del crecimiento colectivo de la industria que bien nos hace falta “para el bien de todos”.

El autor es REALTOR® de Full Service Realty en Caguas. Para comentarios sobre el tema pueden llamar a los 787-613-4002 y 787-404-7400  o escribir al correo electrónico rober@fsrpr.com .

 

 

 

 

Archivo del Blog